lunes, 26 de julio de 2010

Desaparecer


Quiso desaparecer para encontrar la paz, la calma que necesitaba y que no conseguía encontrar dentro de sí mismo ni a su alrededor. Le llegaban puñales desde fuera, directos al corazón...pero él nunca quiso ser víctima, prefirió ser el malo malísimo y ser quien era. Tenía una necesidad impetuosa de crear, de fabricar, de trabajar su arte, y para eso era preciso un mar de silencio, para poderse sumergir en sí mismo, en sus adentros más profundos, dejarse arrastrar hacia un sitio donde abrir el corazón no desencadenara miradas punzantes...decidió no perder más tiempo y sólo cuidar su templo. Entre una neblina que se tragaba el color, dejando una atmósfera gris en el ambiente, se armó de valor y se acercó a una nueva frontera, de un nuevo país, donde iba a comenzar una nueva vida nueva.

3 comentarios:

Luis dijo...

muy buen texto, me encantó

tina dijo...

Luis:
Graciasssss

esa de afuera de mí dijo...

conozco a alguien exactamente asi. me impacto.
besos (visito lo viejo, si, je)

Lil