lunes, 5 de septiembre de 2011

felicidad

josé y pilar. algo me hace pensar y viajar en ella. repetiría también todo los altos y los bajos, no me arrepiento de nada. 

una vez viví el momento más duro que me dio mi profesión como fotógrafa, un hecho que me dejó en un estado que no puedo explicar, que me hizo derramar lágrimas a mares, y me fueron preparando pero nunca se está preparada para que eso no te afecte, he visto pieles de cebra adornando suelos, caparazones de tortuga de mesa, leones, osos...todo injusto, pero una vez, me encontré una pata de elefante hecha paragüero, el corazón me dio un vuelco, lo peor fue dos metros a la izquierda en el mismo salón, las patas de un bebé elefante hechas paragüero, pensé que podía morir de tanta indignación, ese tipo de injusticia me puede. fue algo que no podía creer, me avergoncé de nuestra especie.

la felicidad es vivir esta vida con sus altos y sus bajos y no importa el final ahora, ya llegará y será donde dejemos de estar vivos.

deseo tiempo, vida, para continuar en el camino. 

no podía terminar mejor que con una canción de mi querido Camané mientras se viaja a India, la tierra de los elefantes.


2 comentarios:

Deseos dijo...

Estuve hace poco en otra tierra de elefantes,tailandia, en campos donde los campesinos adoptaban elefantes que venian de la esclavitud,arrastrando arboles de teca con unas cadenas que mejor no detallar. Estos elefantes ahora son felices pero como dices es para avergonzarnos a veces de nuestra especie

tina dijo...

deseos: muy fuerte sí, crueldad.