sábado, 6 de agosto de 2011

ortóptero a la vista

anoche Cleo, mi perra, mi sol, rascaba en la esquina del sofá, me asomo y veo...un saltamontes, horror! confieso que me dan pánico, ponme cucarachas, dragonets, serpientes o ratas, pero con los saltimbanquis no puedo. me ves a mi intentando sacarlo con la escoba, porque matarlos tampoco puedo, y él desaparece, lo pierdo de vista. decido irme a dormir rápido, asegurándome que la puerta de la habitación quedaba bien cerrada, sí lo confieso otra vez, es una debilidad.
hoy al volver de trabajar, salta de la nada encima de la mesa y con otro brinco, se posa en la estantería de los cd's (significativo), pero justo en una esquinita, así que podía meterse fácilmente por detrás, y ahí ya no me quedaban alternativas de atraparlo. 
aviso a cleo, le decía "allí, allí" y ella no se enteraba de nada. 
entonces, pienso las opciones, matarlo no, y sacarlo con la escoba difícil sin dañarlo y sin que vuelva a desaparacer, me armo de valor (son días de echarle valor a muchas cosas, así que una más, puedo con ella) y cojo el trapo de cocina, me coloco por detrás y zas! lo cojo delicadamente y corriendo lo saco al porche, con trapo y todo, al suelo. lo veo ahí, inmóvil y le digo "por favor salta, vete, dime que no te he hecho daño"...él da un salto y se marcha contentín.

es la historia del día, otro pasito más, otro miedo enfrentado, qué bueno poder vivir las cosas pequeñas con intensidad, la vida es sorprendente, aunque a veces estemos tan inmersos en situaciones que no nos dejan ver lo que nos puede maravillar en el camino.

he descubierto también hoy que los "bichos palo" pertenecen a la familia de los ortópteros acridididae, es decir de los saltamontes, bbbbbbbbb, pero bueno a este bicho palo de la familia de los peces, una especie rara y creo que en peligro de extinción, gracias, por tu amistad, tu comprensión y tu paz.



2 comentarios:

emiliano dijo...

qué linda historia tina. bien por la conservación del ser vivo!

y tus fotos siempre disfrutables.

saludos.

tina dijo...

emiliano: saludos!