lunes, 8 de febrero de 2010

flotar


Flotar en el agua, hacer el muerto, alucinante, relajante, liberador. No todos flotamos, aunque a mi me cuesta creerlo, abriendo los brazos y bloqueando la pelvis, es posible. Lo mejor, cerrar los ojos y sumergir los oídos en el agua. Cerrando los ojos puedes sentir los rayos del sol y la brisa marina en los trozos de piel que quedan en la superficie. Con los oídos dentro escuchas el murmuro del mar, que siempre habla. Sigo echando de menos que el agua esté más caliente, el buen clima, el calor. Adoro la primavera y el verano, su color. Ese olor a pino y las chicharras haciendo mucho ruido. Hoy me acuerdo de flotar en el agua, porque destensiona  y el mar se lleva todo lo malo. Ahora, abro los ojos, aquí estoy en este día, otra vez gris y lo acepto. Lo bueno se hace esperar...y cuando no pueda más, iré en busca de otro verano que me pueda dar calor.

2 comentarios:

Luis dijo...

uff me encantó la ultima frase " y cuando no pueda más, iré en busca de otro verano que me pueda dar calor"

esa es la actitud.

besos isla

tina dijo...

por favor...un verano con calorcito ya!