miércoles, 20 de enero de 2010

circulitos




Esto era una vez que yo sabía un cuento pero se me quedó dentro y no me acuerdo, voy a ver si me sale otra vez...
En un lejano país había una preciosa princesa de larga cabellera, era una princesa triste, con el corazón hecho pedacitos. Un día en un baile de palacio, conoció a un apuesto joven que la invitó a bailar, ella aceptó, pero sintió tal vuelco en el pecho que al poco tiempo salió corriendo, por suerte no perdió ningún zapato. Casualidades de la vida volvió a encontrarse con el apuesto joven, en uno de los paseos nocturnos y solitarios de la princesa, por las preciosas playas de aquel lejano país. Él se acercó y simplemente la abrazó y la escuchó, lo único que ella necesitaba...pasaban las horas y ellos no se daban cuenta...ya casi amanecía cuando él, en medio de un abrazo, encontró un agujerito por el que llegar hasta la piel de la espalda de la princesa...y le hizo unas caricias, unas caricias especiales, en forma de circulitos, suaves y lentos, suaves y lentos, ella quedó rendida a esos circulitos...se dieron cuenta de que amanecía y ella tenía que volver a palacio. Se despidieron, él le dio un simple beso en la mejilla.
La princesa no podía dejar de pensar en esos circulitos, suaves y lentos, le habían llegado al fondo del alma, algo tan simple, tan pequeño, había despertado el amor de su dulce ser, se sentía más viva que nunca. Él no sabía de esas caricias circulares las hacía sin pensarlas, ¿Qué otra princesa en el mundo se cautivaría con algo tan sutil, sino la princesa de larga cabellera?
Pasó el tiempo y siguieron descubriendo cosas juntos, pero un día, él la abandonó y no volvió nunca más a buscarla, se perdió en el mundo de las sombras y se llevó las alas de ella, nunca se las devolvió. La princesa de larga cabellera aún hoy dicen, que pasea por las playas de aquel lejano país dibujando circulitos sobre la arena...y colorín colorado, este cuento se ha acabado, si quieres que lo repita dime que sí y grita.

2 comentarios:

Luis dijo...

wau...yo hago caricias de circulitos..


besos

tina dijo...

;·) que curioso!